La actividad editorial independiente en Tabasco pasa por un buen momento, esto lo confirma el creciente número de las mismas, así como su diversidad de oferta editorial. No deja de ser una paradoja, en las actuales condiciones económicas por las que ha pasado nuestra entidad.

El pasado mes de noviembre tuve la oportunidad de compartir una charla con tres nuevas editoriales: Casalia Ediciones, Editorial Inspira Profundo y Vialecto Editorial.El diálogo se desarrollo en la Librería Universitaria de la UJAT, en el marcó del 5to. Foro de Editores en Tabasco: “El libro y sus editores”. En un formato libre y ante un público heterogéneo, pude -al igual que los asistentes- enterarme de sus objetivos, perfiles, segmentación de público e interés mercantil.

El pasado mes de noviembre tuve la oportunidad de compartir una charla con tres nuevas editoriales: Casalia Ediciones, Editorial Inspira Profundo y Vialecto Editorial.

 

Recuerdo, que a finales del siglo pasado en Tabasco abundaban más las publicaciones periódicas, entiéndase revistas, suplementos culturales y secciones en semanarios. Las dedicadas en abordar los temas literarios, en su mayoría, tenían una intermitente circulación, sobre todo si no se contaba con el financiamiento gubernamental o comercial. Recuerdo que a finales del siglo XX y ya en el siglo XXI cronológico, uno podía (h)ojear Frontera Sur, Parva, Revista de la Universidad, Cortijo de Locos, Albatros viajero, Pasto Verde,La Grieta, Tres Grapas, Amorfo Vite, por mencionar algunas. En el caso de los suplementos aún se podían consultar en físico los ejemplares de Novedades en la Cultura de Tabascoy Avance en la Cultura; incluso había semanarios que dedicaban una sección a la creación literaria, así como El Jaguar y El Semanario Tabasqueño; después aparecerían Caravansari y Acervo Cultural, y seguramente más que escapan de mi memoria.

Quizás esa época pueda enmarcarse por un anhelo de publicación que se animaba con estas dinámicas editoriales, buscando de manera más común la impresión en formato libro bajo los sellos institucionales. Aunque la existencia de editoriales independientes en Tabasco tiene una tradición añeja, esos esfuerzos (por sus propias características) alcanzaban modestos catálogos editoriales, puesto que sus publicaciones no rebasaban los 5 nuevos títulos por año, dado los insumos editoriales, pienso en Editorial Usumacinta y Los Aguiluchos. Incluso, muchas de estas editoriales independientes, carecían de una estabilidad en sus equipos de trabajo.

Hoy la realidad de las editoriales independientes tabasqueñas, es otra, Casalia Ediciones y la Editorial Inspira Profundo, rebasan los 10 títulos por año y en el caso de la editorial Vialecto Editorial (que sólo lleva 2 títulos impresos), se explora un concepto alternativo de edición, que al decir de su fundadora, se define como “nómada editorial”, donde la editorial se asume como una distribuidora de diversos sellos, fomentando así, una camaradería que los ha llevado a establecer diversos foros independientes, conformándose como una más de esas alternativas que trata de romper los monopolios comerciales del libro.

Vialecto Editorial es dirigido por Alma Miranda Alamilla, su creadora; quien presume haber recorrido todo el país, llevando su trabajo editorial y el de otras que comparten la idea de “nómadas editoriales”, donde lo que más importa es colocar sus publicaciones en lectores emergentes, recurriendo incluso, al trueque editorial. La mayoría de los autores editados son jóvenes escritores que no rebasan los 30 años, y frecuentan el género poético.

Editorial Inspira Profundo es dirigido por Edmundo Juárez, quien afirma que ésta es una empresa familiar, ya que todos los miembros de su familia, están involucrados en el proceso editorial, desde la compra de los insumos, hasta el pegado y corte de papel. Cuentan con un comité editorial de “amigos escritores”, quienes influyen en la decisión de lo que se edita.

Inspira Profundo, proponen a los autores formatos y diseños de lo que se publicará, sin involucrarse en el proceso de comercialización y marketing de los trabajos, puesto que las ediciones son solventadas a través de los mismos autores, quienes reciben la edición total. Su catálogo contiene firmas con trayectoria conocida en el ámbito local y regional, así como nuevas voces, y además cuenta con registro ISBN, dándole una mayor normatividad editorial.

Casalia Ediciones es una editorial dirigida por Ervey Castillo y Ulises Guzmán. Ambos tienen un recorrido amplio en lo editorial ya que han pasado por la experiencia de editar en colecciones institucionales y en periódicos. Dicha trayectoria se refleja en el corte de sus trabajos y en la cantidad de sus publicaciones, las cuales en un año, son más de 10 nuevos títulos.

Sus impresiones van desde el papel laser, con portadas serigrafiadas, costuradas a mano. Con el plus de que las ediciones son firmadas por el autor, con la incorporación de un grabado de regalo. Los tirajes y distribución son modestos. Sus autores poseen ya una trayectoria y van desde distintos géneros, tanto literarios, artísticos y políticos. Su punto de venta es el Hotel Viva.

Estas tres editoriales independientes poco a poco se han insertado en la tradición del libro impreso en Tabasco, lista que comparten con otras editoriales independientes, las cuales tienen un grado de solidez que se refleja en el amplio catálogo de sus publicaciones, así como en la calidad de sus acabados, pienso en Ediciones Monte Carmelo (que creo, ajusta los 20 años), Editorial Gatsby, Suum Cuique Editorial, por mencionar a las que tienen mayor continuidad; todas son reflejo de una creciente labor editorial que se amplia con la de los organismo institucionales tradicionales.

Estas tres editoriales independientes poco a poco se han insertado en la tradición del libro impreso en Tabasco, lista que comparten con otras editoriales independientes, las cuales tienen un grado de solidez que se refleja en el amplio catálogo de sus publicaciones.

Bajo la lógica que impera en este sector, no me extrañaría ver a estas editoriales independientes en coediciones (tanto como con empresas privadas, como instituciones públicas), tratando de consolidar sus catálogos, redes de distribución, posicionamiento de sus sellos editoriales y ampliando su segmentación de público. Así como la búsqueda de coinversiones y becas.

Celebro que existan estas ofertas editoriales, ya que enriquecen el panorama editorial tabasqueño. La oferta crece porque el público lector es diverso y mucho ganamos todos, como lectores. La incorporación de estas nuevas editoriales independientes, refleja una salud y demanda de autores y lectores, que sigue contrastando con el bajo índice de nivel de lectura y comprensión lectora. Ahora, faltan campañas de promoción de lectura para incidir en ellas, ojalá y pronto las veamos, tanto del lado independiente como de los organismos competentes en esa función.

© Luis Acopa