Su obra maestra

Salvador Córdova León

Breves meta-minificción que buscan mostrar el oficio del escritor como un ejercicio constante.

Ahí estaba. Por fin iba a escribir un libro estupendo. Tenazmente lo persiguió por miles de cuartillas y ahora estaba ahí: el salto de su reputación de hombre de letras a la idolatría de las multitudes, de la medianía económica a la posición de los que fuerzan hasta los ojos de las agujas. De golpe, a la inmortalidad en vida. Sin ninguna duda. Si bien al principio lo sobrecogió la angustia de la pesadilla, trató poco a poco de zafarse de ella para contemplarla a la distancia, mientras sus nervios eran descargas eléctricas incontrolables y una visión horrenda se desarrollaba en su mente.

Por fin iba a escribir un libro estupendo. Tenazmente lo persiguió por miles de cuartillas y ahora estaba ahí…