El pollo aliñado

Historia para leerse en voz alta.

Amira Rosas

El Patiño era un famoso gallo bien entrenado que ganaba sin problemas todas las batallas, gracias a su tenacidad y a las navajas artesanales que su dueño, don Vicente, había hecho especialmente para él, las cuales no se desgastaban sin importar el número de gallos a quienes hería en las constantes peleas. 

Su fama se extendía por las pequeñas galleras destinadas a ésta actividad. Hombres y mujeres apostaban por su victoria, sin ser decepcionados. De varios pueblos aledaños acudían retadores para arrebatarle el título de campeón, jamás lo lograron.

Su sueño era el de vivir como un verdadero gallo, en un gallinero rodeado de un centenar de gallinas.